lunes, 11 de febrero de 2008

Visión holística de las organizaciones. Personas y universo II

En el post anterior hablamos de cómo al intentar buscar un paralelismo entre los sistemas de nivel humano y los de nivel universal, encontrábamos que la forma de observar el mundo por la ciencia social está obsoleta en comparación a la física.
Hoy quiero hablar del tiempo y de la velocidad. Desde Aristóteles hasta, incluso, Newton se hablaba de un concepto de tiempo absoluto, que venía a decir que un fenómeno duraría lo mismo para dos observadores en posiciones distintas. Pero cuando Einstein explicó la teoría de la relatividad acabó con esta idea, por lo menos en la física ya que en la ciencia social parece que seguimos en algún momento anterior en relación al tiempo. Si dejamos a un lado la explicación de por qué el tiempo pasa más despacio cuanto más cerca se esté de la tierra, y pensamos en algo tan obvio como lo que decía Einstein: "Pon tu mano en un horno caliente durante un minuto y te parecerá una hora. Siéntate junto a una chica preciosa durante una hora y te parecerá un minuto." Nadie podrá negar que el tiempo es importante en nuestras vidas, pero entonces ¿por qué desde la administración de una empresa se le dedica tan poco tiempo a la gestión del tiempo y a la reflexión de lo qué es el tiempo? (y la gestión del tiempo no es formar a la gente en hacer procesos de forma más rápida a cambio de que no lleguen a pensar en lo que hacen; necesitamos tiempo para pensar en lo que hacemos; el hacer las cosas mal de forma más rápida no diría que es un proceso de mejora). Tenemos que observar y entender cómo fluye el tiempo percibido por los trabajadores, y no hablar de días o minutos, la lentitud de un empleado puede venir dada por un jefe incompetente que hace la vida imposible a sus subordinados, a los cuales les da la sensación de que el tiempo no pasa, se desmotivan y se retrasan según el reloj externo, el de los días y minutos.
Einstein también decía que el espacio y el tiempo son inseparables, no pueden existir el uno sin el otro. En nuestras organizaciones hablamos de alcanzar una meta (de un punto a otro en un espacio que llamamos ventas, o clientes, o participación de mercado) en un determinado tiempo; así que no estamos hablando de algo lejano a la cotidianidad. Si en el momento de planificar los tiempos no tenemos en cuenta cómo vive el tiempo cada uno de los miembros del equipo vamos a ver que o que el trabajo no se cumple a tiempo o que alguien ha tenido que correr más, relativamente. Pero esto no es todo, cuando nos fijamos objetivos lo hacemos como una visualización de espacio tiempo, como antes comentábamos. ¿La línea recta es la más corta entre dos puntos? Si piensas que sí, debes empezar a leer a Einstein, estás en la época griega clásica de la geometría. Atención, el espacio tiempo es curvo, no voy a entrar en demostraciones, pero así es. Así que la línea recta ya no es la forma más rápida de llegar de un punto a otro, lo es la geodésica. Un ejemplo sencillo es el del avión que va de Vancouver a Fraknfurt, el piloto no irá siguiendo el meridiano, lo que hará es ir hacia el polo norte ya que la distancia será menor ( cuanto más al norte menor es el diámetro). De una manera similar la luz tampoco va en línea recta, aunque nos lo parezca, la luz se curva cuando pasa cerca de cuerpos del universo, debido a la gravedad. ¿Cuáles son los atractores o los cuerpos de gravedad de nuestro equipo? Si no lo sabemos probablemente trazaremos una línea recta en sus objetivos, sin tener en cuenta que quizá sean sus hijos son centros de gravitación y que si se puede llevar el trabajo a casa llegue antes a su objetivo.
Por último, y como dato curioso, la velocidad de la luz no varía, piensen sobre esto y lo que significa, no lo voy a dar todo tan desmenuzado. Piensen en el tiempo, en el espacio. Piensen en si están más cerca del siglo IV a.C o están alineados con los estudiosos contemporáneos que desafían la lógica.

8 comentarios:

Rodaulas dijo...

Pues a mi, por lo menos me gustaría que lo desmenuzaráz algo mas. Son tantas cosas las que propones que no me das "tiempo" para asimilaralas, , pensarlas, sentirlas... A los adminisatradores de las empresas, a la Gerencia le falta tiempo, necesita una primera nota que le adelante que le va a interesar el tema, para eso hace falta desmenuzar.
Enm cualquier caso en todo lo que dices no te falta razón, hay una gran relación entre desmotivación e incompetencia gerencial, una suestimación de los individuos al no permitirles tiempo para "pensarse" y saber para qué hacen lo que hacen, se sigue pensando que los empleados son holgazanes, haraganes, se sigue creyendo que la linea recta es la mas corts, en fin, me gustaría, a mi por lo menos que tus ideas , tus pensamientos, fueran mas lentos, mas pausados, mas desmenuzados. Gracias

Kike dijo...

Pero si lo desmenuzo entiende pero no piensan, quiero que cueste, porque no es fácil y porque no tengo razón en todo. Si les falta el tiempo, como dijo Castiñeira en aquella ronda de preguntas de la charla en Valencis hace unos años, búscalo.

Luis Salvador dijo...

si, si, no piensas si te lo dan desmenuzado, pero acaso no es una garantía de que llega tu mensaje?
no es la mejor manera de alcanzar la mente si previamente lo has pensado tu , se lo das fácil y el destinatario lo repiensa y te lo devuelve?

Javy dijo...

Estimado amigo:
Hay dos tipos de tiempo: Kronos y Kayros. Tengo una pequeña entrada sobre el tema en mi blog:
http://javy-nismo.blogspot.com/2007/12/cronos-y-kairos.html
Raúl Herrera también tiene otra entrada sobre el tema; a la que le hacía referencia en otro comentario.
Le recomiendo su lectura (la de Raúl Herrera, la mía es muy elemental).
Salud,
javy

Anónimo dijo...

Es mejor que no lo desmenuces. Es cierto lo que dices sobre dejar abierta la puerta de los pensamientos, porque siempre se obtendrán más respuestas. En una entrevista, el escritor español Juan Goytisolo, dijo esto:

“La verdad tarda en asimilarse. Lo que se comprende en un abrir y cerrar de ojos no suele dejar huella”.

Estoy de acuerdo.

Me alegro de haber encontrado tu blog Kike

Concha Barbero

Kike dijo...

Concha,

Muchas gracias.

Creo que debo encontrar un equilibrio, porque como dices, y apoyas con Goytisolo, las ideas que cuestan más, dejan más huella; yo creo que no tanto por el hecho de que sean complejas, como que para entender lo que es complejo hay que analizar bien lo que se procesa.
Pero a la vez, si no damos suficientes herramientas para entender lo que decimos, podemos caer en una arrogancia de frustración, en la que pensamos que nadie nos entiende porque tenemos un razonamiento más alto.
No sé, es difícil el equilibrio. Pero juguemos a encontrarlo.

Me alegra muchísimo que te haya gustado mi blog, te espero por aquí cada vez que gustes pasarte. ¿Puedo leerte yo en algún sitio web?

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo contigo en este último argumento.

Gracias por tu recibimiento. No tengo blog, porque estoy demasiado ocupada (no tengo tiempo :-)))) como para mantenerlo día a día. Como has visto, escribo, de vez en cuando, en el blog de Pilar Jericó, en uno de cuyos últimos comentarios te "encontré" y en otros de ese tipo. Me encanta comunicarme con otros buscadores. Me gusta tu presentación. Tengo un amigo que dice algo parecido. Cuando le preguntan a qué se dedica indica que es "Observador del fenómeno". ¡Qué bueno!

Ediciones Obelisco me publicó el pasado verano el libro "Palabras para el Bienestar", un testimonio de mi propio proceso de transformación interior, pero no sé si tendrás acceso a él alli:

http://www.elcorteingles.es/libros/producto/libro_descripcion.asp?CODIISBN=6532655062

Te paso otro enlace con un artículo que he publicado hace unos meses en una revista española, Se llama "Hacia la creatividad":

http://www.revistaesfinge.com/?p=171#more-171

Un abrazo

Concha Barbero

Kike dijo...

Vaya, una pena. Pero bueno te seguiré en el blog de Pilar Jericó.

Aquí no sé si encontraré fácilmente tu libro, pero vuelvo a España en Junio, así que cuando vuelva lo busco. Estoy en Chile haciendo lo mío, explorar el mundo :)

Y si algún día quieres publicar algo bajo el sentimiento de enfoque holístico, ¡pongo mi blog a tu disposición para que escribas lo que desees!

Un abrazo,

Quique